Apuestas Responsables

Información y asesoramiento sobre el juego responsable: prevenir que un pasatiempo se convierta en adicción, señales tempranas de advertencia y organizaciones donde recurrir para recibir ayuda.

Los juegos de azar en línea son un entretenimiento, simple y llanamente, y como cualquier otra cosa es posible ir demasiado lejos. Si usted juega demasiado o no es una decisión subjetiva, basada en su situación personal, pero existen signos de alerta comunes a todos que usted puede observar.

La actitud correcta 

La mejor recomendación que podríamos darle es adoptar una actitud relajada y esperar solo entretenimiento y pasar un buen rato, más que obtener grandes ganancias de sus sesiones de juego. Es imposible hallar cualquier tipo de entretenimiento gratis, así que debería considerar sus pérdidas de juego como el precio de su billete de entada. 

Si, por el otro lado, espera ganar dinero jugando, está buscando problemas. Terminará persiguiendo recuperar las pérdidas de la semana anterior. Sus sesiones de juego se convertirán en un tormento, lo cual no es nada divertido. En vez de ganar, probablemente terminará perdiéndolo todo.  

Las señales

La mayoría de los jugadores en línea son capaces de jugar y apostar y presupuestar su tiempo en el casino y sus depósitos de acuerdo con sus medios. No obstante, para algunos jugadores el pasatiempo del juego se convierte en una obsesión.

Si usted descubre que está robando tiempo a su vida personal, que no cumple con sus horarios de trabajo o que pasa por alto eventos familiares para poder dedicar más tiempo al juego en el casino, deberá reconsiderar la importancia del juego. Y aún más importante, si está reorganizando su presupuesto personal a fin de permitirle hacer más y más depósitos en el casino, o si comienza a pensar que podrá ‘ganar' el dinero que necesita, podría estar convirtiéndose en un jugador compulsivo.

Al jugar y apostar en línea, es importante recordar que tan solo se trata de un juego. No es algo decisivo. Tanto si gana o pierde no es un asunto crucial en la vida. Mientras que no apueste más de lo que puede permitirse, lo dicho seguirá siendo verdad. No obstante, si sus apuestas comienzan a convertirse en un problema, es importante que recuerde que no se halla solo.

Para concluir, recuerde que las apuestas en todas sus formas son un entretenimiento destinado a adultos. Aunque los casinos tratan de mantener fuera a menores de edad, astutos jovencitos pueden romper las reglas. Si conoce a un joven con problemas de juego, puede hallar recursos para recibir ayuda en ‘Youth Gambling International' en la Universidad McGill.

En resumen: el juego y las apuestas son un buen entretenimiento, ofrecen al jugador excitación, probabilidades de ganancias verdaderas, y una amplia gama de divertidos juegos. Como ocurre con todas las cosas lo mejor es la moderación. No permita que el juego se le vaya de las manos. No sienta temor de pedir ayuda, si considera que la necesita.

¡Sí! Por favor envíame más información sobre bonos calientes y exclusivos, promociones y noticias.